Unidad de Esófago de Barrett | MD Anderson Cancer Center Madrid
Buscar

Unidades multidisciplinares

Una de las características diferenciadoras de MD Anderson Madrid es el carácter multidisciplinar de su equipo médico. Los más de 150 especialistas que componen nuestro centro se organizan en Unidades Multidisciplinares especializadas por cada tipo de tumor, en las cuales trabajan coordinados para desarrollartratamientos personalizados para cada paciente.

Esto posibilita que un mismo caso pueda contar con la visión conjunta de cirujanos, oncólogos médicos, oncólogos radioterápicos, patólogos y radiólogos que mantienen una estrecha colaboración y que aportan sus conocimientos para conseguir que el tratamiento alcance el éxito.

VOLVER

Unidad de Esófago de Barrett


La Unidad de Esófago de Barrettes una unidad multidisciplinar constituida por los servicios de Digestivo y Cirugía Digestiva del MD Anderson Cancer Center Madrid. Esta Unidad está dirigida a aquellos pacientes que hayan presentado displasia o carcinoma precoz asociado al Esófago de Barrett. A tal fin se ofrecerá en nuestro centro una atención profesional especializada, dirigida al adecuado tratamiento y seguimiento de estos pacientes.

El Esófago de Barrett es una condición definida por la presencia de epitelio columnar metaplásico sustituyendo epitelio escamoso en el esófago. Dicho cambio histológico es fruto de la presencia mantenida en el tiempo de reflujo gastroesofágico (enfermedad por reflujo gastroesofágico-ERGE). Una de las características del Esófago de Barrett es que predispone a un riesgo aumentado de desarrollar adenocarcinoma esofágico, una neoplasia con una incidencia creciente en el mundo occidental y asociada a un mal pronóstico en fases avanzadas. Se estima que la incidencia anual de adenocarcinoma entre población con Esófago de Barrett es del 0,1 al 2%, 30 veces mayor que la población general.

El Esófago de Barrett es particularmente frecuente en hombres de raza blanca, con cierto grado de obesidad y con historia de pirosis (enfermedad por reflujo gastroesofágico) de larga evolución. La detección del Esófago de Barrett es particularmente importante de cara a poder realizar un adecuado seguimiento a largo plazo y poder detectar precozmente formas iniciales de displasia/adenocarcinoma> mediante gastroscopia. En los últimos años se han desarrollado técnicas de tratamiento endoscópico de formas precoces de displasia/adenocarcinoma sobre Esófago de Barrett, que permiten una curación total de la enfermedad y la reducción en el riesgo posterior de desarrollar nuevas neoplasias. Entre ellas destacan especialmente la mucosectomía endoscópica y la ablación endoscópica por radiofrecuencia.


  • Gastroscopia con cromoendoscopia con protocolo especial de biopsias para el adecuado diagnóstico y posterior seguimiento del Esófago de Barrett con displasia.
  • Mucosectomia endoscópica para el tratamiento de lesiones visibles asociadas al Esófago de Barrett.
  • Ablación por Radiofrecuencia para la erradicación del epitelio patológico (metaplasia intestinal) en pacientes diagnosticados de displasia o adenocarcinoma, con el fin de reducir el riesgo de recidivas.
  • Ecoendoscopia alta para estadificación local de cáncer de esófago.
  • Técnicas de cirugía antirreflujo por laparoscopia en casos seleccionados que requieran un adecuado control de la enfermedad por reflujo gastroesofágico.
  • Técnicas de esofaguectomía oncológica para casos que no puedan ser tratados con técnicas endoscópicas.

Actualmente las guías clínicas recomiendan el uso único o combinado de Mucosectomia endoscópica y Ablación por Radiofrecuencia para el tratamiento de pacientes con displasia de alto grado y/o adenocarcinoma intramucoso asociado a Esófago de Barrett.


La Mucosectomia Endoscópica consiste en la resección de segmentos de mucosa y submucosa del esófago mediante técnicas especiales. Los resultados de los estudios llevados a cabo con la técnica de Mucosectomia Endoscópica para el tratamiento de la displasia de alto grado y el adenocarcinoma intramucoso demuestran tasas de curación completa y supervivencia a 5 años del 85-98%.


La Ablación Endoscópica por Radiofrecuencia (ARF) utiliza el sistema HALO (BÂRRX Medical, Sunnyvale, California) que permite someter al tejido a energía por radiofrecuencia aplicada a través de balones que se ajustan a la circunferencia del esófago de forma uniforme. La Ablación Endoscópica por Radiofrecuencia permite eliminar de forma homogénea el epitelio patológico del Esófago de Barrett, de tal forma que se reduce notablemente el riesgo futuro de presentar nuevos focos de displasia/adenocarcinoma en personas que hayan sido diagnosticadas y/o tratadas.