Cáncer de origen primario desconocido (CPD) | MD Anderson Cancer Center Madrid
Buscar

El cáncer de la A a la Z

Tipos de cáncer, cómo prevenirlos, diagnóstico y tratamiento.

VOLVER

Cáncer de origen primario desconocido (CPD)


Un tumor se define como cáncer de origen primario desconocido (CPD) cuando se identifican células cancerosas en el cuerpo, pero no puede determinarse el foco a partir del cual se han originado. Los estudios han revelado que el CPD se encuentra a menudo en los pulmones o el páncreas. Otros focos habituales de CPD son colon, recto, mama, vías biliares, estómago y riñón. El CPD es responsable de hasta el 5% de todos los cánceres diagnosticados, aunque el porcentaje varía según el grado de evaluación.

Noticias
Eventos

En este momentos no existen eventos de Cáncer de origen primario desconocido (CPD)

Docencia

En este momentos no existen cursos de Cáncer de origen primario desconocido (CPD)

Ensayos clínicos
Ensayo de fase 1a/2a, abierto y multicéntrico, para investigar la seguridad, tolerabilidad y actividad antitumoral de dosis repetidas de Sym015, una mezcla de anticuerpos monoclonales dirigida frente al receptor MET, en pacientes con tumores malignos sólidos en fase avanzada
Estudio fase IIIB, prospectivo, randomizado, abierto que evalúa la eficacia y seguridad de Heparina/Edoxaban versus Dalteparina en tromboembolismo venoso asociado con cáncer.
Tumores sólidos. Antiemesis Estudio fase III, multicéntrico, aleatorizado, doble ciego, con control activo para evaluar la seguridad y eficacia de Rolapitant en la prevención de náuseas y vómitos por la quimioterapia (NVIQ) en pacientes que reciben quimioterapia altamente emética (QAE). A phase III, multicenter, randomized, double blind, placebo controlled study of the safety and efficacy of Rolapitant for the treatment of Chemotherapy-induced nausea and vomiting in subjects receiving highly Emetogenic Chemotherapy (HEC)
Ensayo clínico en fase I de determinación de dosis del antiangiogénico multidiana Dovitinib (TKI258) más paclitaxel en pacientes con tumores sólidos.

El diagnóstico del CPD comienza con una anamnesis completa del paciente, una exploración física y análisis de sangre, así como radiografías, tomografías computarizadas (TC) y otros estudios radiológicos en caso necesario. Normalmente se practica una biopsia de forma precoz, que se examina exhaustivamente al microscopio, y se elabora un informe anatomopatológico.

Los antecedentes personales de un paciente (por ejemplo, tabaquismo intenso), los antecedentes familiares de cáncer, el patrón de presentación (si el cáncer se observó en los pulmones, en huesos o en el hígado) y la anatomía patológica pueden ayudar al médico a reducir los posibles focos primarios. Algunos especialistas incluso están empleando estudios genéticos y proteómicos de vanguardia para obtener una “firma distintiva” de las células cancerosas que pueda identificar su origen.

A los pacientes con CPD se les trata sin conocer el tipo de cáncer. El tratamiento del CPD depende de varios factores:

  • Extensión: número de zonas del cuerpo afectadas por el CPD y tamaño de estas zonas cancerosas
  • Focos: órganos afectados (ganglios linfáticos, hígado, pulmones, huesos, etc.)
  • Estado funcional: determinación de si el paciente podrá tolerar el tratamiento

Puede utilizarse cirugía en pacientes cuyo cáncer se encuentra en una única zona, dependiendo de la localización. En algunos casos, la cirugía puede combinarse con quimioterapia o radioterapia.

La quimioterapia se emplea con frecuencia en los pacientes con metástasis en muchas partes del cuerpo.

Los ensayos clínicos pueden ofrecer tratamientos nuevos e innovadores para el CPD.