Buscar

El cáncer de la A a la Z

Tipos de cáncer, cómo prevenirlos, diagnóstico y tratamiento.

VOLVER

Enfermedades paratiroideas


Las glándulas paratiroides son glándulas del tamaño de un guisante situadas junto a cada esquina del tiroides en el cuello. Producen una sustancia denominada hormona paratiroidea (PTH), que controla las concentraciones de calcio y fósforo en la sangre. La PTH también ayuda a que el organismo sintetice vitamina D y a evitar que se pierda demasiado calcio en la orina.

La mayoría de las personas tienen cuatro glándulas paratiroides, si bien algunas pueden carecer de una o poseer una glándula adicional. A veces, las glándulas paratiroides están situadas en el interior del tiroides, el timo, el mediastino u otros lugares. Estas glándulas de ubicación anómala también pueden funcionar con normalidad.

Tipos

Además del cáncer de paratiroides, en el MD Anderson también se tratan enfermedades paratiroideas relacionadas:

  • Hiperparatiroidismo
  • Hipoparatiroidismo

Síntomas
El cáncer de glándulas paratiroides es extremadamente infrecuente y la mayoría de los casos se producen en personas con hiperparatiroidismo (HPT). Menos del 1% de todos los pacientes con HPT tiene cáncer en una de las glándulas paratiroides. Esta enfermedad afecta por igual a ambos sexos y normalmente aparece en personas que se encuentran en el sexto decenio de vida.

Los síntomas del cáncer de paratiroides son:

  • Bulto en el cuello
  • Dificultad para hablar o tragar
  • Debilidad muscular
  • Incremento brusco de los niveles de calcio en sangre (hipercalcemia)
Noticias
Eventos

En este momentos no existen eventos de Enfermedades paratiroideas

Docencia

En este momentos no existen cursos de Enfermedades paratiroideas

El diagnóstico del cáncer de paratiroides puede ser difícil. Generalmente no se realizan biopsias porque el procedimiento puede hacer que el tumor se separe y disemine. La hipercalcemia y una masa evidente en el cuello son los mejores indicadores de un cáncer de paratiroides. Una ecografía del cuello también puede ayudar a descubrir una enfermedad localizada.

Tratamiento
El tratamiento primario del cáncer de paratiroides consiste en la extirpación quirúrgica de la glándula maligna y una porción del tiroides adyacente. Puede utilizarse radioterapia después de la cirugía, sobre todo en los pacientes con riesgo elevado de recidiva local debido a la persistencia de enfermedad microscópica o la imposibilidad de contener el tumor durante la intervención quirúrgica. Las recidivas también se tratan mediante cirugía y algunos pacientes pueden beneficiarse del tratamiento quirúrgico de cánceres de paratiroides que han metastatizado en los pulmones.

 

Aunque el cáncer de paratiroides es de progresión lenta, puede ser muy persistente. El cáncer recidiva (reaparece) en el foco original de la enfermedad en el 36% a 80% de los pacientes, en cualquier momento entre un mes y 19 años después del tratamiento inicial (promedio de 2,6 años). El control de la hipercalcemia contribuye a que muchos pacientes experimenten períodos sin enfermedad más prolongados entre las recidivas.