Síndrome de Cushing | MD Anderson Cancer Center Madrid
Buscar

El cáncer de la A a la Z

Tipos de cáncer, cómo prevenirlos, diagnóstico y tratamiento.

VOLVER

Síndrome de Cushing


Las glándulas suprarrenales son órganos de forma triangular que se localizan encima de los riñones. Son las principales responsables de la liberación de hormonas que tienen un efecto estimulante sobre el corazón, el flujo sanguíneo y la dilatación de las arterias.

Cada glándula suprarrenal se divide en una corteza externa y una médula interna. La corteza suprarrenal sintetiza hormonas esteroideas que mantienen la presión arterial y el equilibrio hidrosalino. La médula suprarrenal procede de las células nerviosas y es una fuente de catecolaminas (adrenalina y noradrenalina), las “hormonas del estrés” que aumentan la vigilancia, la fuerza y la rapidez ante situaciones de urgencia.

El síndrome de Cushing se caracteriza por una producción excesiva de cortisol, una hormona liberada por las glándulas suprarrenales que interviene en la respuesta al estrés y mantiene la presión arterial y la función del corazón, entre otras cosas. aunque no se diagnostica en muchas personas. Su aparición es tres veces más probable en las mujeres que en los varones.

La causa más frecuente de síndrome de Cushing es un adenoma (tumor) benigno en una glándula suprarrenal que produce una cantidad excesiva de cortisol. Algunos pacientes presentan un problema similar denominado enfermedad de Cushing, que está ocasionada por un tumor de la hipófisis. El tumor genera corticotropina (ACTH), la cual, a su vez, indica a la glándula suprarrenal que produzca cortisol.

Otras causas menos frecuentes son el uso prolongado de corticoides (como prednisona) para tratar la artritis reumatoide, el lupus o el asma y tumores benignos o malignos ubicados en otras regiones del organismo que producen ACTH (síndrome de secreción ectópica de ACTH).

Noticias
Eventos

En este momentos no existen eventos de Síndrome de Cushing

Docencia

En este momentos no existen cursos de Síndrome de Cushing

Ensayos clínicos
Ensayo de fase 1a/2a, abierto y multicéntrico, para investigar la seguridad, tolerabilidad y actividad antitumoral de dosis repetidas de Sym015, una mezcla de anticuerpos monoclonales dirigida frente al receptor MET, en pacientes con tumores malignos sólidos en fase avanzada
Estudio fase IIIB, prospectivo, randomizado, abierto que evalúa la eficacia y seguridad de Heparina/Edoxaban versus Dalteparina en tromboembolismo venoso asociado con cáncer.
Tumores sólidos. Antiemesis Estudio fase III, multicéntrico, aleatorizado, doble ciego, con control activo para evaluar la seguridad y eficacia de Rolapitant en la prevención de náuseas y vómitos por la quimioterapia (NVIQ) en pacientes que reciben quimioterapia altamente emética (QAE). A phase III, multicenter, randomized, double blind, placebo controlled study of the safety and efficacy of Rolapitant for the treatment of Chemotherapy-induced nausea and vomiting in subjects receiving highly Emetogenic Chemotherapy (HEC)
Ensayo clínico en fase I de determinación de dosis del antiangiogénico multidiana Dovitinib (TKI258) más paclitaxel en pacientes con tumores sólidos.

Síntomas del síndrome de Cushing

  • Exceso de grasa en el cuello, la parte superior de la espalda y la cara
  • Piel delgada que sangra con facilidad y cicatriza lentamente
  • Marcas de estiramiento de color rojo o púrpura en el abdomen, los muslos o las mamas
  • Cansancio
  • Insomnio y otros trastornos del sueño

Cirugía
La cirugía es el tratamiento de primera línea de los cánceres y otras enfermedades de las glándulas suprarrenales. Normalmente, se extirpa toda la glándula suprarrenal afectada (suprarrenalectomía). Cuando se extirpan las dos glándulas suprarrenales, los pacientes tendrán que recibir tratamiento hormonal durante el resto de su vida.

 
Suprarrenalectomía laparoscópica
Algunos pacientes cuidadosamente seleccionados pueden someterse a una suprarrenalectomía laparoscópica, una técnica quirúrgica mínimamente invasiva. Se practican tres o cuatro incisiones de un centímetro en el abdomen o la espalda para introducir el laparoscopio, que es una cámara situada en el extremo de un tubo largo y fino, así como pequeños instrumentos que permiten desplazar los órganos próximos y extirpar la glándula suprarrenal afectada. Los cirujanos observan su evolución en monitores de vídeo montados sobre la mesa de quirófano. Se extirpa la glándula suprarrenal del riñón y se introduce en una bolsa de plástico para su extracción por una de las incisiones quirúrgicas. Los pacientes obesos o que se han sometido a cirugía abdominal previa son buenos candidatos a un procedimiento retroperitoneal, en el que las incisiones se practican en la espalda en lugar de en el abdomen.

Una suprarrenalectomía laparoscópica suele durar en torno a 1-2 horas, si bien puede prolongarse más tiempo en casos complejos. En general, los pacientes tienen estancias hospitalarias más breves, una menor pérdida de sangre y unos tiempos de recuperación más cortos que con las técnicas quirúrgicas convencionales.

Los mejores candidatos a una suprarrenalectomía laparoscópica son los pacientes con:

  • Tumores benignos
  • Diagnóstico de feocromocitoma, síndrome de Cushing o adenoma suprarrenal
  • Producción excesiva de hormonas en ambas glándulas suprarrenales (enfermedad de Cushing)

Otros candidatos a laparoscopia son los pacientes con metástasis aisladas en una glándula suprarrenal procedentes de otros focos (pulmón, mama y melanoma).

 
Otros tratamientos
La mejor forma de tratar a los pacientes con sospecha de carcinomas corticosuprarrenales es mediante una intervención quirúrgica abierta convencional para extirpar el tumor y otros tejidos afectados. En los pacientes con carcinoma corticosuprarrenal avanzado puede utilizarse quimioterapia con mitotano para aliviar los síntomas debidos a la progresión de la enfermedad. Este tipo de cáncer no es sensible a la radioterapia.